BOLETÍN GEIIC NOVIEMBRE 2021

RAYOS Y TRUENOS… ¡EL BARCO SE HUNDE!

Cómo enfrentar las situaciones de pre-emergencia, emergencia y post-emergencia con patrimonio cultural en riesgo. Cristina Escudero, Coordinadora de la UGRECYL –Unidad de Gestión de Riesgos y Emergencias en el Patrimonio cultural de Castilla y León 

Cuando un desastre amenaza nuestro patrimonio cultural, toda actuación a seguir tiene que estar previamente proyectada, siendo ésta la única manera de adelantarse a los problemas y encauzarlos rápida y eficazmente. 

Fuera de esta estructura, de esta necesaria planificación, la situación que se puede generar sería similar a la que se produciría si, en mitad de una tormenta, un barco empezara a hundirse y sus tripulantes, en medio del caos y sin tener claro lo que debe hacer cada uno, se pusieran a discutir sobre cómo o cuál es la mejor manera de resolver la crisis… ¡es fácil imaginar dónde acabaría el barco!

Paralizarse, ser incapaz de pensar, entrar en un bucle de pensamientos irracionales e inflexibles, hacer cosas sin sentido, etc., son algunas de las reacciones habituales que tenemos las personas cuando se desencadena una situación grave e inesperada, entonces ¿cómo podemos enfrentarnos al caos generado por un desastre y llevar a cabo nuestro cometido; en nuestro caso, proteger el patrimonio cultural de las consecuencias del mismo? Con un plan, sabiendo lo que hay que hacer con antelación y habiéndolo ensayado previamente a través de simulacros.

Es decir, aplicando el funcionamiento habitual que se lleva a cabo desde el ámbito de la protección civil, servicio público que protege a las personas y bienes garantizando una respuesta adecuada ante los distintos tipos de emergencias y catástrofes. 

Sin embargo, aunque este servicio reconoce la importancia del patrimonio cultural y la necesidad de protegerlo de las consecuencias de los desastres, no deja de ser una mera intención que apenas se menciona en su normativa(1). Hoy por hoy, es evidente la existencia de una brecha persistente entre protección civil –que debe integrar la protección del patrimonio cultural en sus procesos y mecanismos-, y las instituciones encargadas de velar por el patrimonio cultural –que deben introducir protocolos y políticas de protección civil, encaminadas a la Reducción de Riesgos de Desastres (RRD) y a la Gestión de Riesgos de Desastres (GRD) en sus políticas de conservación del patrimonio(2).

¿Y por qué es tan necesaria esta vinculación entre el mundo de la protección civil y el mundo del patrimonio cultural? Porque frente a un siniestro, cualquier respuesta debe llevarse a cabo en el marco de la coordinación general de una emergencia; pues, en ocasiones, requiere de la participación de diferentes instituciones (bomberos, fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, personal de la institución cultural afectada, técnicos de patrimonio autonómicos y estatales…), que deben actuar siguiendo una dirección y un plan ante desastres que permita, como establece el Sistema Nacional de Protección Civil(3), no solo una respuesta acorde al problema, sino una dinámica para el desarrollo de todos los aspectos vinculados:

Se requiere un plan de actuación –Plan de Salvaguarda del Patrimonio Cultural- previamente elaborado y consensuado, para operar antes –prevención y preparación-, durante –respuesta- y tras un desastre –recuperación- y en el que los servicios de emergencia estén integrados a través de la implantación de dicho plan y la articulación de sus propios operativos. Todo lo cual debe ser testado y puesto a punto a través de simulacros, serios y precisos, que permitan la automatización de la respuesta en caso de tener que ponerla en marcha en una situación real.

El cómo abordarlo, cuál es la mejor manera en que las instituciones culturales deben llevarlo a cabo, cómo integrarlo en el plan de autoprotección, coordinarlo y hacer partícipe a protección civil, etc., es otra historia…

Notas:

1 A este respecto, un interesante avance es la inclusión del patrimonio cultural en el Plan General de Emergencias (PLEGEM), aprobado en la Resolución de 16 de diciembre de 2020, por la que se aprueba el Acuerdo del Consejo de Ministros de 15 de diciembre de 2020, por el que se aprueba el Plan Estatal General de Emergencias de Protección Civil. Boletín Oficial del Estado, 328, de 17 de diciembre de 2020, 115705 a115734 https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2020-16349#:~:text=El%20Mecanismo%20Nacional%20de%20Respuesta,Sistema%20Nacional%20de%20Protecci%C3%B3n%20Civil

2 Tal y como establece: Naciones Unidas (2015). Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030. https://www.unisdr.org/files/43291_spanishsendaiframeworkfordisasterri.pdf 

3 Ministerio del Interior (s.f.). Sistema Nacional de Protección Civil (SNPC). https://www.proteccioncivil.es/coordinacion/snpc