BOLETÍN GEIIC ENERO 2022

LA EMPRESA DE CONSERVACION Y RESTAURACIÓN EN LOS PLANES DE EMERGENCIAS Y GESTIÓN DE RIESGOS EN EL PATRIMONIO CULTURAL

Equipo Titanio Estudio

Los últimos boletines del GEIIC nos ofrecen una visión global del panorama actual de protección del patrimonio cultural en contextos de emergencia, explicándonos cuál es el marco legal en el que nos encontramos y las actuaciones que se están llevando a cabo desde la administración para su puesta en marcha. Se hace evidente la necesidad de implementar planes de salvaguarda del patrimonio ante situaciones de emergencia, lo que nos lleva a la pregunta de quién está capacitado para su planificación y puesta en marcha.

Sin lugar a duda, es un trabajo en el que deben estar implicados varios actores, empezando por la administración que los debe regular e impulsar, las instituciones, custodias del patrimonio, que deben ser conscientes de su necesidad, y los técnicos que deben diseñarlo y planificarlo. Estos últimos deben ser capaces de identificar los riesgos, analizar los inmuebles que sirven de contenedores de los bienes muebles, conocer los bienes que albergan en su interior y saber cuáles son los organismos que se encuentran involucrados a la hora de dar respuesta a una situación de emergencia (bomberos, fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, personal que trabaja en el inmueble que se analiza, técnicos de patrimonio autonómicos y estatales, etc.).

Así mismo, la correcta elaboración de un plan de emergencias y gestión de riesgos en el patrimonio cultural supone un proceso complejo que implica, entre otros muchos factores, desde el diseño e implementación de los sistemas de protección necesarios en el momento de la prevención, hasta la recuperación de la propia colección, pasando por la identificación de riesgos, la liberación de rutas de acceso, el conocimiento de los bienes culturales que alberga la institución (dimensiones, peso, materiales, sistema de montaje), etc. La complejidad de todos estos factores hace necesario el trabajo de un equipo multidisciplinar que sea capaz de implementarlos ya desde la fase de diseño y planificación. Aquí los conservadores y restauradores de bienes culturales se erigen como uno de los actores principales en el proceso, puesto que su amplia formación les confiere toda una serie de capacidades y habilidades imprescindibles a la hora de afrontar una circunstancia de tal magnitud, ya que no solo aportan una visión global de la colección, sino que, además, son capaces de dirigir y participar en todas y cada una de las diferentes fases en las que se puede dividir el desastre (prevención, respuesta y recuperación).

Por todo lo expuesto anteriormente, se concibe como necesaria la formación de equipos multidisciplinares especializados que, por un lado, a pequeña escala, puedan apoyar a instituciones que no dispongan de técnicos que cubran las necesidades que implican el diseño y planificación de estos planes y, por otro, a gran escala, puedan servir de apoyo a estas mismas instituciones con una gestión más flexible y un asesoramiento especializado para su implementación. De forma paralela podrán ser también la base de la acción formativa del personal, por ejemplo, en la realización de simulacros o en los diferentes protocolos de actuación propuestos, acompañándolos en todo momento en el proceso de tan compleja tarea, teniendo siempre en cuenta que la gestión y supervisión debe correr a cargo de la institución o administración competente.

En los últimos años ha ido cobrando cada vez más importancia el diseño de este tipo de planes, ya que las distintas instituciones y administraciones se han dado cuenta de su importancia, comenzando a demandar empresas y profesionales especializados en este ámbito. Este tipo de trabajos resultan especialmente enriquecedores puesto que permiten a las empresas y profesionales sentirse parte activa de la defensa de nuestro patrimonio cultural, así como participar, aunque de una manera que podríamos considerar pasiva, de la propia disciplina de la conservación preventiva. 

Desde Titanio Estudio, donde llevamos años diseñando este tipo de planes, reconocemos y valoramos enormemente la labor de divulgación que realiza el GE-IIC, en este y otros ámbitos, y queremos agradecer la oportunidad que nos habéis ofrecido de aportar nuestra visión particular del estado de la cuestión, esperando que sirva de ayuda a los profesionales que quieran embarcarse en este maravilloso tipo de proyectos.

Titanio Estudio (s.f.). Plan de salvaguarda de los bienes muebles de las iglesias BIC y de interés patrimonial de diócesis de Getafe. Recuperado de: https://titanioestudio.es/portfolio-item/plan-salvaguarda-bienes-muebles-dicoesis-getafe/

Titanio Estudio (s.f.). Plan para la gestión y salvaguarda de la biblioteca histórica de ETSIME en casos de emergencia. Recuperado de: https://titanioestudio.es/portfolio-item/plan-gestion-salvaguarda-biblioteca-historica-etsime-emergencias/